Bienvenido a la luz, al acierto y al desconcierto, a lo que acaba, a lo que empieza o a lo que no está Pero siempre hacia delante y mirando hacia atrás solo para sonreir

lunes, 6 de agosto de 2007

No renuncies al sol


Todo tiende a cautivar
aunque estemos condenados en la prisión del tiempo
Un minuto y algo más...
configuran un pasado vestido de silencio

Como hojas de laurel
somos hijos de un legado sin reconocimiento...
Todo vuelve a florecer
esbozando el retrato de ese arrepentimiento...

No hay comentarios: