Bienvenido a la luz, al acierto y al desconcierto, a lo que acaba, a lo que empieza o a lo que no está Pero siempre hacia delante y mirando hacia atrás solo para sonreir

lunes, 5 de noviembre de 2007

Crónica de una muerte anunciada


"Durante años no pudimos hablar de otra cosa. Nuestra conducta diaria, dominada hasta entonces por tantos hábitos lineales, había empezado a girar de golpe en torno de una misma ansiedad común. Nos sorprendían los gallos del amanecer tratando de ordenar las numerosas casualidades encadenadas que habían hecho posible el absurdo, y era evidente que no lo hacíamos por un anhelo de esclarecer misterios, sino porque ninguno de nosotros podía seguir viviendo sin saber con exactitud cuál era el sitio y la misión que le había asignado la fatalidad"

1 comentario:

Desiré dijo...

Jo tía mira mis ultimos comentarios "nabos a punta pala" cuándo fue aquello???
Tú muy trascendental andas, con fatalidades y temas jeje